Azúcar de Abedul y el Índice glucémico ( IG )

indice-glucemico

Un hecho muy interesante para aquellos que tienen un estilo de vida saludable y los que realizan una dieta sana de pérdida de peso o mantener su peso en un estado equilibrado: la comida que engorda, tiene un índice glucémico (IG) bastante alto, la comida que no engorda, tiene un IG bajo. El índice glucémico (IG) muestra la velocidad de una nutrición como el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre. El nivel de índice glucémico se encuentra en la comida que contiene carbohidratos (azúcares). Un crecimiento rápido del nivel de glucosa (el nivel de azúcar) en la sangre está enlazado a una secreción fuerte de insulina, que por su parte lleva a una alta transformación de los carbohidratos en grasa. El cuerpo produce mayor cantidad de calorias cuando el índice glucémico (IG) es más alto. Para la gente que quiera bajar de peso de manera constante, saber el nivel de índice glicémico de los alimentos es muy importante.

  

Tabla de IG de los azúcares más importantes:
        Hidrato de Carbono
  Índice Glucémico
        Glucosa:                99 
        Sacharosa:                70
        Azúcar de Caña:                68
        Siropes naturales:                65
        Miel:                55
        Fructosa:                19
      Azúcar de Abedul - ABEDULCE :
                7
   

El azúcar de abedul es apto para diabéticos porque no requiere insulina para su metabolismo.

El azúcar de abedul no es cariogénico porque no es fermentado en ácidos por las bacterias que están en la boca, así protege la salud de encías y dientes. El ABEDULCE tiene muchos beneficios para los dientes a diferencia del azúcar. No provoca caries y combate la placa al neutralizar ácidos de la misma y estimula la remineralización del esmalte dental. En particular, inhibe el crecimiento de bacterias que contribuyen al desarrollo de caries.

El azúcar de abedul posee un efecto prebiótico, aumentando el crecimiento de bacterias beneficiosas en el sistema digestivo.

ABEDULCE se compone de azúcar de cinco carbonos. El uso de azúcar aumenta la acidez del cuerpo mientras que el azúcar de abedul es un producto alcalino que alcaliniza el intestino. Otros edulcorantes alternativos corrientes, incluyendo el sorbitol, son azúcares de seis carbonos, que alimentan los hongos, bacterias y provocan una acidez en el cuerpo.

En 1963 el azúcar de abedul fue aprobado por “Food and Drug Administration” de EE.UU. No se han detectado los efectos tóxicos.

La única molestia que puede ocurrir con algunas personas sensibles es diarrea, en el caso de consumir una gran cantidad de azúcar de golpe.

Aproximadamente un tercio de azúcar de abedul que se consume se absorbe en el hígado. Las otras dos terceras partes se digieren por el aparato digestivo, donde se degradan por las bacterias intestinales en ácidos grasos de cadena corta.